Entorno, ¿qué es y para qué sirve?

Desde un principio hemos tenido muy claro que el motor de esta comarca en todos los sectores es el entorno. Pero ¿qué es y para qué sirve?. Es una cuestión de fondo y ahí vamos a explicarlo.

El Matarraña, una comarca de un tamaño normal, ubicada en una encrucijada de caminos en la provincia de Teruel a los pies de los Puertos de Beceite, a una hora de una reserva de la biosfera como el Delta del Ebro, a poco mas de media hora de la estepa turolense, con varios ríos de aguas cristalinas que la atraviesan, tierra de prehistoria, íberos, musulmanes, cristianos, con una base económica tradicional de agricultura y ganadería… hasta los últimos tiempos donde la consciencia empezaba a despertarse en algunos, nativos o de fuera, porque el Matarraña enamora. Pero, ¿qué tiene esta comarca de especial?

Pues ese halo especial no es otra cosa que el entorno. Entendemos por entorno el conjunto de elementos que da vida a todo, agricultura, fauna, paisaje, pueblos, gentes, rocas, historia, economía, sostenibilidad, ganados, etc… prácticamente cualquier cosa puede entrar en ese listado. Pues bien, el entorno que configura el Matarraña es simple y llanamente espectacular porque difícilmente en otros lugares se dan las condiciones para que todo encaje para que una tierra tenga un imán para atraer, y esta tierra lo tiene.

Y es que, ¿sabéis que hay gente que paga por venir a este tipo de entornos?

Solo tenemos que fijarnos en la cantidad de posibilidades que emanan. Deportes de aventura, senderismo, aceite de oliva, Pueblos Mas Bonitos de España, vía verde, jamón de Teruel, melocotones, alojamientos, quesos de cabra, restaurantes, olivas, cooperativas, cosmética, paisajes de contrastes, fauna, arqueología, vinos, miel, saltos de agua, fabrica de piensos, pozas, bosques, tradiciones, pinturas rupestres, piedra en seco, ríos, masías, etc… la lista es larga, muy larga, y eso solo es señal de que se mire por donde se mire el entorno genera movimiento humano y con él economía.

Si un lugar reúne las condiciones antes citadas resulta ser un reclamo, atrae a personas, se establecen, surgen medios de vida, negocios, necesidades y la maquinaria se va engrasando. Esto es lo que lleva años sucediendo en el Matarraña. En los últimos años las inversiones privadas no han parado de aumentar, se han comprando fincas, se han rehabilitado edificios por empresas locales y se ha emprendido. Han llegado nuevos pobladores que en algunos casos han ayudado a mantener escuelas abiertas, que consumen productos locales, teniendo necesidad de buscar empleados para negocios… el boca a a boca se activa, llegan mas personas, surgen nuevos enamorados del entorno. La dinámica continua y la prensa descubre este rincón de Teruel y los primeros reportajes nacen y se se suceden. Cultivos casi perdidos o que solo subsistían a nivel familiar toman nuevas inercias, algunos hasta son premiados. Llega el turismo generando mas empleo, mas consumo, mas productos y posibilidades. Todo ya es demasiado evidente, aquí pasa algo, incluso se genera un discurso para poner en valor todo ese entorno, cada vez mas privilegiado del que se habla maravillas, incluso con etiquetas que recuerdan destinos en otros lugares mas grandes y desarrollados hace mucho mas tiempo en ese sentido.

No vamos a alargarnos mas. Lo tenemos mas que claro. Sin este entorno habría mucha menos demanda de cordero o derivados de cerdo, de aceite de olivo o vinos, de melocotón de Mazaleón o queso de La Fresneda o Peñarroya, menos flujo en talleres, supermercados, tiendas, menos escolares en los pueblos, menos ciclistas, menos pernoctaciones, menos restaurantes, menos campings, menos maquinaria agrícola, mas fincas yermas, menos empresas, etc…

Para terminar, tenemos un recurso que pocos tienen y que bien gestionado y con ganas de trabajar puede ser un motor para todos, ¿ya sabéis cual es, no?, el entorno, pero para terminar añadiremos, privilegiado. Aprovechemos la oportunidad que todos, sin excepción, tenemos.

LEER MÁS

“Pedra en sec”, patrimonio humano

Creemos que si en el Matarraña hay un ejemplo claro de arquitectura tradicional esa es la Piedra en seco, patrimonio humano, “pedra en sec”, con la que sobretodo se puede observar en los bancales de campos de cultivo. Una técnica que recientemente ha sido incluido en el Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco y que consiste en apilar piedras sin utilizar otro tipo mas de material y que corre el riesgo de perderse la técnica. Las hay de varias formas y combinaciones.

Desde luego resulta increíble solo el pensar como nuestros antepasados fueron capaces de realizar semejantes esfuerzos que ahora nos resultan una barbaridad hacer. Piedra a piedra, transportarlas, trabajarlas,encajarlas entre si con otras mas pequeñas, buscando la cara plana hacia fuera,con grosores considerables…

El tiempo va pasando, y sobretodo después de tormenta, vamos observando que hay tramos que se van degradando por deslizamientos y en la mayoría de casos no se recuperan. Tras el nombramiento de la Unesco tal vez sería le momento de tomar conciencia y dejar de ver que solo son piedras, pues forman parte de nuestro patrimonio y paisaje. La mezcla de esos muros en bancales, caminos de herradura, masets, balmas… con los olivos, almendros, viña, caminos, ríos, carrascas, pinos, pueblos… generan un contraste de cuento que no somos conscientes de lo que tenemos, por eso durante nuestras rutas nos encanta enseñaros de que se trata.

Tal vez sería el momento de empezar a poner en valor este patrimonio por parte de tod@s.

LEER MÁS

De vendimia con Sifer Wines…

… o eso queríamos, ir de vendimia con Sifer Wines, ya que por circunstancias que ahora no vienen al caso no pudimos estar disfrutando de ella desde un primer momento, pero bueno, nos dejamos de excusas y pasamos a lo que interesa. ¿Qué pintábamos ahí? Pintábamos porque días atrás recibimos una invitación de la familia, literalmente, que con mucha ilusión y decisión llevan para delante un nuevo proyecto vitivinícola en el Matarraña, mas concretamente en Calaceite.

Nos conocimos hace unos meses en la previa de la Feria del Vino de Cretas, en la que por cierto agotaron existencias, y ahí nos explicaron su proyecto en la que esta involucrado toda la familia. Lo que mas nos gusta es verlos con la ilusión por las nubes y seguir su constante progreso, algo con lo que nos identificamos mucho por recordar nuestro inicio por estos lares. Pues bien, como ya hemos dicho llegamos tarde a la cita, preparamos la cámara de fotos y ¡¡ oh Dios mio !! solo quedan dos filas de viña de ese bancal por terminar antes de concluir la jornada, por lo que hubo que apresurarse en disparar para dejar constancia del momento. En las fotos veréis a la “colla” contratada, amigos y los propietarios que como unos mas doblaban sus espaldas. Pura pasión.

Hablamos de esta familia volcada con su proyecto lejos de grandes corporaciones, pero ojo, a nuestro modo de entender esta característica se da en mas bodegas de nuestra querida comarca y eso es algo con le da un valor añadido porque es señal de que con sus productos el cliente final consume un vino al que se le ha dado todo el cariño por estar tratándolo de forma directa y en primera persona. Un lujo a valorar.

Volviendo con Sifer Wines os invitamos a conocer el trabajo que hacen y puestos a pedir nos encantaría que todos los vinos que se producen en el Matarranya hicieran piña en torno al territorio que les da su uva y vaya por delante como señal de identidad.

 

 

LEER MÁS

El triunfo de un hombre llamado “Buitreman”

Parafraseando a la famosa película de John Hourgh queremos comentar hoy lo que para nosotros es algo así como un “no parar hasta conquistar” o “quién la sigue la consigue”, y es que cualquiera que se acerque hasta el Mas de Buñol a contemplar un espectáculo como el que ofrece Ramón imaginamos que pensará el como lo ha conseguido, porque es así, es su gran triunfo y hemos querido ponerle el título de “El Triunfo de un Hombre Llamado Buitreman”.

Ya son unas cuantas veces que nos hemos acercado con clientes hasta el observatorio pero ha sido con la última cuando nuestro cerebro nos ha pedido que escribamos algo al respecto, y aquí estamos.

Las personas llegan, aparcan, reciben las instrucciones de Loli, se encaminan hacia el observatorio, se acomodan, alucinan con el espectáculo y se van emocionados, pero ¿que hay detrás?, pues algo único. Único porque Ramón tras años, o mas bien décadas, de insistencia y sacrificios ha conseguido que animales salvajes confíen en él, solo en él, sin faltar un día para que no se rompa la cadena. Y es que esto no es como dar de comer a palomas, pues hay un equilibrio natural que sostener con estas aves e imaginamos que no seremos los únicos en pensar que sería de estos animales sin el titánico esfuerzo de este hombre. ¿Realmente somos conscientes de lo que ha conseguido?

Esta claro que repartidos por la geografía española hay otros muladares, pero estamos mas que convencidos que el que tenemos en el Matarraña es algo único que mas allá del espectáculo supone un beneficio en el ecosistema de proximidad, y tenemos un ejemplo muy reciente con el brote de sarna que asola los Puertos de Beceite con la Cabra Hispánica. Si estos buitres no estuvieran aquí tal vez no habrían podido desempeñar su papel, que no es otro que el de contribuir a la limpieza natural de esas cabras contagiadas debido a su inmunidad. Tomen nota señores de la administración y gracias a Ramón y Loli por sostener un espectáculo de la naturaleza único y decirles a los visitantes que lo que ahí ven tiene todavía mas valor del que creen.

LEER MÁS

Feria del vino de Cretas.

Cretas, esa coqueta población matarrañense que es base de nuestros servicios, que tiene un casco medieval interesante, una iglesia espectacular, un arzobispo en Barcelona y entre un largo etcétera mas, una feria del vino que mas de una capital querría, proporcionalmente hablando.

Y es que cualquiera que se acerque durante ese fin de semana se encontrará una elenco de vinos del Matarraña, Bajo Aragón, Terra Alta… que con humildad pero con mucha ilusión de darse a conocer acuden al recinto ferial cretense. El sábado por la mañana es el momento de la inaguración, concurso y entrega de premios y pistoletazo a las catas y degustaciones. Por la tarde llega lo que para mi es lo mas llamativo, y es que hay un ambientazo de personas, jóvenes y mayores, pasando un buen rato de stand en stand degustando junto con familiares y amigos generando una atmósfera inesperada para aquel que crea que un pueblo pequeño no pueda albergar una buena feria. Si ha esto se le añade que se hace coincidir con el mercado medieval con calles abarrotadas de puestos de lo mas variado se consigue un fin de semana mas que completo.

Pero a lo que vamos. El Matarraña lleva unos años recuperando la esencia vitivinícola que en su día pendió de un hilo y ahora puedo decir sin equivocarme que está cerca de conseguir la excelencia como demuestra el tener vinos premiados en importantes concursos entre las diferentes bodegas de la comarca. Con estas credenciales pido humildemente a los establecimientos locales, restaurantes, tiendas, hoteles… que apuesten por estos vinos, es lo que quieren y buscan las personas que nos visitan. Promocionar los productos de km 0 es apostar por la economía local y repercute a todos en positivo.

Recordad estos nombres que podréis encontrar en la Feria del Vino de Cretas, Mas de Torubio Cretas, Cooperativa San Pedro Cretas, Venta d´Aubert Cretas, Lagar d´Amprius Calaceite, Crial Lledó, Tel.luric La Portellada y Sifer Wines Calaceite. Esta debería ser vuestra apuesta. Y si queréis conocer sus proyectos podéis contactar y os haremos una ruta del vino.

    

  

 

LEER MÁS