Lo ha vuelto a hacer.

Hace unos años Evelyn sorprendía a propios y extraños con el nacimiento de Matarrania, aquí, en una comarca preciosa pero falta de tejido empresarial diferente del ganadero, agrícola y turístico, con una pequeña y novedosa empresa de cosmética ecológica, única en España en disponer del certificado 100% eco. Pues ahora lo ha vuelvo a hacer, sorprendiéndonos con una nueva propuesta, Flora.

Confieso que, aunque con la máxima discreción, sabíamos lo que estaba tramando e incluso visitamos lo que iba a ser Flora en un futuro. Pasaron meses y el pasado 12 de abril llegó el momento de su inaguración. Llegamos al destino e inmediatamente noté el esfuerzo y trabajo llevado a cabo por la persona que gestiona el espacio. Todo en su sitio a pesar de la normal falta de cubrir espacios, tanto en el exterior como en el interior. No quiero ni pensar lo que pueda llegar a desprender una vez pasen los meses y el contenido vaya ganando huecos.

A mi modo de entender concibo que Flora es el eslabón perdido entre la actualidad y aquel pasado conocedor del medio natural que tanto ha aportado al conocimiento humano y Evelyn ha pretendido, y conseguido, transformar un espacio destinado a recuperar ese conocimiento y ser una especie de embajada entre el medio ambiente y las personas, sobretodo las que quieran adquirir conocimientos de respeto, conciencia, ecología, equilibrio y territorio.

No quiero entrar mas en detalles porque de lo que se trata es que conozcáis el lugar en vivo y en directo, y claro esta que si es a través de Taxi Tour Matarraña mucho mejor, entre otras cosas porque os permitirá visitar otro lugar de interés estrechamente ligado a Flora. ¡¡ Enhorabuena !!

       

  

 

 

 

 

LEER MÁS

Pedales del Matarraña, una nueva historia que contar.

El pasado viernes 5 de abril los amigos de Senda presentaban una nueva ruta btt que se nos antoja será todo un éxito, y mas con la experiencia que acumulan con su otra ruta, Pedales de los Ports. En cuanto se anunció la presentación tuvimos claro que había estar presentes porque la propuesta que se iba a presentar podría ser mas que interesante, y no nos defraudó. Mientras se nos explicaba los detalles leíamos, Pedales del Matarraña, y a la vez pensábamos, una nueva historia que contar.

La propuesta es buenísima e interesante. Combina diferentes parajes, paisajes, contrastes, pueblos… todo pensando para que el ciclista mas allá de hacer meramente deporte disfrute ciclando mitras observa, es mas, diríamos que invita a ir parando y sintiendo el maravilloso entorno del Matarraña, todo un recorrido “slow bike travel”.

Tras la presentación uno sale con las pilas cargadas y pensando en el potencial de nuestra comarca, y tal vez por ello hemos querido plantearles una pequeña entrevista con preguntas que se nos pasaron por la cabeza. Ahí van.

P. Acabáis de presentar la nueva propuesta de Pedales del Matarraña, ¿satisfechos con el resultado?

R. Sí, estamos contentos con la presentación y en cómo ha quedado finalmente diseñada la ruta

P. Siendo pioneros en la comarca creando producto de bicicleta ¿creéis que el Matarraña es un escenario ideal para crear este tipo de productos?

R. Sí, consideramos que el binomio Matarraña-Ports es un escenario ideal para la práctica de la bicicleta en sus diversas forma

P. ¿Qué crees que falta y sobra en la escena del turismo de bicicleta de nuestra comarca?

R. Desde que el Matarraña se ha convertido en un destino interesante para el producto bicicleta quizá falta la coordinación de los sectores público y privado, el intentar ir todos en la misma dirección y comunicarnos de una manera fluida. Además, nos tenemos que adecuar a esta demanda: faltan tiendas de venta y reparación, oferta de un menú de rutas de diferentes niveles, alojamientos bien equipados y mentalizados para recibir cicloturístas..

P.¿Estamos adaptados y preparados en general para atender al cicloturísta?

R. Va respondido en la pregunta anterior.

P. Volviendo a vuestros productos, ¿qué balance hacéis durante estos años de vida de Pedales de los Ports?

R. Aunque cada temporada quieres mejorar y tener más usuarios, el balance es satisfactorio, el estar dentro de la marca Pedales del Mundo nos ofrece una plataforma de clientes potenciales muy importante

P. ¿Teméis que en el futuro haya una sobrexplotación de oferta ciclista en nuestra zona? ¿Sería beneficioso o perjudicial?

R. Evidentemente, una sobrexplotación sería perjudicial, pero tenemos la esperanza de que el sentido común se imponga. No obstante, al final el mercado pone a cada uno en su sitio. Si en cada pueblo queremos montar un centro BTT, se puede hacer, pero en dos años todos cerrados…

P. Hablando de estos temas, desde nuestro nacimiento como servicio el año pasado hemos apostado por la opción de poder trasladar usuarios de bicis y sus bicicletas invirtiendo en equipamiento para el traslado, sinceramente, ¿crees que es interesante, llegamos tarde o es algo irrelevante?

R. Creo que es interesante porque se pueden abarcar los diferentes niveles de usuarios y todavía es un sector en auge.

P. Aunque acabáis de estrenar este nuevo proyecto con mucha ilusión, ¿tenéis previstas mas sorpresas y proyectos de futuro? en caso afirmativo déjanos alguna pista.

R. Ahora queremos consolidar Pedales del Matarraña, pero seguimos abiertos a nuevos proyectos (bicicleta carretera, propuestas slow…)

P. Pregunta del millón, ¿crees que se hará realidad un producto cicloturístico de dimensión comarcal que ayude a sacar el potencial que el Matarraña lleva dentro?

R. Depende del liderazgo, ahora existe el caldo de cultivo, es posible que en los próximos años empecemos a ver cosas que ubiquen al Matarraña como territorio biker.

P. Terminamos. Dinos cualquier cosa que se te pase por la cabeza o que quieras decir a los lectores.

R. Decirles que están invitados a visitar la comarca del Matarraña y a disfrutar de las enormes posibilidades que ofrece, tanto de turismo activo (bicicleta, senderísmo, actividades acuáticas, etc.), como de turismo cultural (gran patrimonio histórico-artístico).

Agradecemos a Senda por prestarnos un poco de su tiempo y los felicitamos por la nueva propuesta que sin duda aportará mas fuerza y beneficio a nuestra comarca. Habría mucho mas que preguntar y contar por lo que si queréis saber mas visitar sus redes sociales y sobretodo ir haciendo hueco en vuestras agendas para estrenar Pedales del Matarraña. Mucha suerte.

LEER MÁS

Cultura Perdida

Lo habitual cuando uno va a cualquier lugar observa que se potencia los puntos fuertes, La Toscana sus paisajes y pueblos, Roma sus edificios historicos, Egipto sus pirámides, en Arizona el Cañón del Colorado, en Tanzania El Serengueti o Petra en Jordania. Sin embargo aquí tenemos algunos valores culturales que pasan totalmente desapercibidos y a los que  no se da importancia ya sea por desconocimiento o desinterés. Nuestra comarca, por suerte, contiene diversidad de opciones culturales pero ninguna sobra y no se debería permitir tener una parte de cultura perdida.

Nos referimos a la cultura ancestral que tanta importancia le damos y que tan poco conocida es. Esta cultura casi perdida, que para nosotros es un tesoro de antigua sabiduría y conocimiento, se encuentra a lo largo de nuestra comarca, esta ahí, escondida durante miles de años pasando desapercibida a nuestros ojos y ubicada en lugares estratégicos y especiales de forma estudiada. No se nos pasa por la cabeza que en Inglaterra se tuviera conocimiento del famoso monumento megalítico del Stonhenge y no lo pusieran en valor. Ahora todo el mundo lo conoce y es centro de peregrinación para arqueólogos, amantes de la cultura o simplemente curiosos que quieren ver semejante observatorio prehistórico, pues resulta que en el Matarraña tenemos evidencias de esa misma época, incluso anterior.

Lo bueno es que cuando alguien se interesa por nuestra ruta lo cierto es que no saben con que se van a encontrar porque desconocen de que va esta cultura, pero al terminar las impresiones son muy claras, y es que siempre es la misma diciéndonos que no se esperaban que fuera tan interesante y que ni siquiera tenían conocimiento de que algo así existiera, señal del alarmante estado del conocimiento cultural de nuestros ancestros. Creednos, merece mucho la pena vivirla y sobretodo divulgarla, algo que nos hemos propuesto contribuir con nuestra actividad.

 

LEER MÁS
El nuevo aceite a punto de salir

Nos colamos en Mas de Flandí

Estamos pasando la temporada de recolección de la oliva y tuvimos el privilegio de colarnos en el molino de Mas de Flandí, el cual esta incluido en nuestra ruta del aceite.

Teníamos muchas ganas de ver este fantástico molino aceitero lleno de tecnología a pleno rendimiento. Pensábamos que sería un espectáculo de ajetreo y no nos defraudó. La nueva maquinaría incorporada mas la que ya había  generaban un show de actividad a cual mas espectacular. Por fuera los remolques descargando la oliva en la tolva, por dentro los técnicos ajustando las máquinas por un lado y por otro a las batidoras entraba el nuevo aceite, y así por un recorrido hasta llegar a los cuidados depósitos de acero inoxidable. Todo controlado al detalle.

No cabe duda de que el Matarraña tiene la gran suerte de disponer de semejante molino que se ha tornado toda una referencia en muchos kilómetros a la redonda, y es que a ojos del visitante el contraste de una edificación moderna, aunque integrada con el entorno, rodeada de bancales de olivos genera un regalo para los ojos de quienes llegan por primera vez, y es por ello que consideramos que el visitar este molino con nuestra ruta del aceite enriquece el conocimiento agrícola.

Nos dejamos de palabrería y os dejamos fotos ilustrativas de los momentos captados. Como no puede ser de otra manera agradecemos a los propietarios las facilidades de movimientos que tuvimos.

image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
LEER MÁS
poblado iberico matarraña

Punto de inspiración

Mirando la vista atrás ahora hará año y medio que tomaba la decisión de dar un paso adelante en mi decisión de echar raíces en el Matarraña dejando todo atrás para dedicarme a algo que me llenara personalmente lejos de los avatares de las ciudades. Necesitaba paz, sosiego y sentirme bien conmigo mismo.

Tal vez sea por mi anterior trabajo en el que en la mayoría de casos solo eres una cifra mas que solo se acordaban de uno para vender y hasta la siguiente temporada, donde la palabra y empatía muchas veces brillaban por su ausencia hicieron que diera este paso, pero no fue fácil tomar la decisión y tenía que tener todo claro sacando la balanza a pasear, y así lo hice, ¿pero donde?

Pues bien, de todos los lugares que tras casi 20 años había frecuentado por la comarca había uno que reunía lo que necesitaba, silencio, amplitud, tranquilidad, observar belleza y un toque de energía mística por aquello de quién sabe si nuestros ancestros podían echarme una mano en la decisión por su experiencia. Ese lugar al que tantas veces iba, y voy, para sentarme en sus piedras y simplemente observar se trata del que para mi es uno de los mejores balcones en el Matarraña, el poblado íbero de San Antonio en Calaceite.

Ahí decidí que quería hacer lo que me gustara y donde me encontrara bien conmigo mismo. Algun@s os preguntaréis ¿el ser taxista?, no exactamente. El taxi es la herramienta pero no la finalidad. Lo que me llevó a todo esto es la felicidad que siento cuando muestro a los llegados de fuera todo lo que esta maravillosa comarca atesora y cuando gracias a mi actividad otros también se pueden beneficiar. Me llena personalmente y de sobremanera cuando todo sale perfecto y unos clientes se van encantados, han valorado el patrimonio y adquirido productos locales a terceros y claro esta, cuando de algo así puedo ganarme la vida. Que de algo tan simple y lógico uno pueda vivir me parece el verdadero lujo. Y no solo eso, si no que si encima gracias a ser un transporte público en la comarca puedo ayudar a vertebrarla y a empatizar con sus gentes pues encantado por partida doble.

Así que si alguien está en una situación similar ya sabe donde ir a inspirarse. Garantizo que el viento que siempre sopla allí arriba os ayudará a aclarar ideas.

LEER MÁS