Entorno, ¿qué es y para qué sirve?

Desde un principio hemos tenido muy claro que el motor de esta comarca en todos los sectores es el entorno. Pero ¿qué es y para qué sirve?. Es una cuestión de fondo y ahí vamos a explicarlo.

El Matarraña, una comarca de un tamaño normal, ubicada en una encrucijada de caminos en la provincia de Teruel a los pies de los Puertos de Beceite, a una hora de una reserva de la biosfera como el Delta del Ebro, a poco mas de media hora de la estepa turolense, con varios ríos de aguas cristalinas que la atraviesan, tierra de prehistoria, íberos, musulmanes, cristianos, con una base económica tradicional de agricultura y ganadería… hasta los últimos tiempos donde la consciencia empezaba a despertarse en algunos, nativos o de fuera, porque el Matarraña enamora. Pero, ¿qué tiene esta comarca de especial?

Pues ese halo especial no es otra cosa que el entorno. Entendemos por entorno el conjunto de elementos que da vida a todo, agricultura, fauna, paisaje, pueblos, gentes, rocas, historia, economía, sostenibilidad, ganados, etc… prácticamente cualquier cosa puede entrar en ese listado. Pues bien, el entorno que configura el Matarraña es simple y llanamente espectacular porque difícilmente en otros lugares se dan las condiciones para que todo encaje para que una tierra tenga un imán para atraer, y esta tierra lo tiene.

Y es que, ¿sabéis que hay gente que paga por venir a este tipo de entornos?

Solo tenemos que fijarnos en la cantidad de posibilidades que emanan. Deportes de aventura, senderismo, aceite de oliva, Pueblos Mas Bonitos de España, vía verde, jamón de Teruel, melocotones, alojamientos, quesos de cabra, restaurantes, olivas, cooperativas, cosmética, paisajes de contrastes, fauna, arqueología, vinos, miel, saltos de agua, fabrica de piensos, pozas, bosques, tradiciones, pinturas rupestres, piedra en seco, ríos, masías, etc… la lista es larga, muy larga, y eso solo es señal de que se mire por donde se mire el entorno genera movimiento humano y con él economía.

Si un lugar reúne las condiciones antes citadas resulta ser un reclamo, atrae a personas, se establecen, surgen medios de vida, negocios, necesidades y la maquinaria se va engrasando. Esto es lo que lleva años sucediendo en el Matarraña. En los últimos años las inversiones privadas no han parado de aumentar, se han comprando fincas, se han rehabilitado edificios por empresas locales y se ha emprendido. Han llegado nuevos pobladores que en algunos casos han ayudado a mantener escuelas abiertas, que consumen productos locales, teniendo necesidad de buscar empleados para negocios… el boca a a boca se activa, llegan mas personas, surgen nuevos enamorados del entorno. La dinámica continua y la prensa descubre este rincón de Teruel y los primeros reportajes nacen y se se suceden. Cultivos casi perdidos o que solo subsistían a nivel familiar toman nuevas inercias, algunos hasta son premiados. Llega el turismo generando mas empleo, mas consumo, mas productos y posibilidades. Todo ya es demasiado evidente, aquí pasa algo, incluso se genera un discurso para poner en valor todo ese entorno, cada vez mas privilegiado del que se habla maravillas, incluso con etiquetas que recuerdan destinos en otros lugares mas grandes y desarrollados hace mucho mas tiempo en ese sentido.

No vamos a alargarnos mas. Lo tenemos mas que claro. Sin este entorno habría mucha menos demanda de cordero o derivados de cerdo, de aceite de olivo o vinos, de melocotón de Mazaleón o queso de La Fresneda o Peñarroya, menos flujo en talleres, supermercados, tiendas, menos escolares en los pueblos, menos ciclistas, menos pernoctaciones, menos restaurantes, menos campings, menos maquinaria agrícola, mas fincas yermas, menos empresas, etc…

Para terminar, tenemos un recurso que pocos tienen y que bien gestionado y con ganas de trabajar puede ser un motor para todos, ¿ya sabéis cual es, no?, el entorno, pero para terminar añadiremos, privilegiado. Aprovechemos la oportunidad que todos, sin excepción, tenemos.

LEER MÁS

“Pedra en sec”, patrimonio humano

Creemos que si en el Matarraña hay un ejemplo claro de arquitectura tradicional esa es la Piedra en seco, patrimonio humano, “pedra en sec”, con la que sobretodo se puede observar en los bancales de campos de cultivo. Una técnica que recientemente ha sido incluido en el Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco y que consiste en apilar piedras sin utilizar otro tipo mas de material y que corre el riesgo de perderse la técnica. Las hay de varias formas y combinaciones.

Desde luego resulta increíble solo el pensar como nuestros antepasados fueron capaces de realizar semejantes esfuerzos que ahora nos resultan una barbaridad hacer. Piedra a piedra, transportarlas, trabajarlas,encajarlas entre si con otras mas pequeñas, buscando la cara plana hacia fuera,con grosores considerables…

El tiempo va pasando, y sobretodo después de tormenta, vamos observando que hay tramos que se van degradando por deslizamientos y en la mayoría de casos no se recuperan. Tras el nombramiento de la Unesco tal vez sería le momento de tomar conciencia y dejar de ver que solo son piedras, pues forman parte de nuestro patrimonio y paisaje. La mezcla de esos muros en bancales, caminos de herradura, masets, balmas… con los olivos, almendros, viña, caminos, ríos, carrascas, pinos, pueblos… generan un contraste de cuento que no somos conscientes de lo que tenemos, por eso durante nuestras rutas nos encanta enseñaros de que se trata.

Tal vez sería el momento de empezar a poner en valor este patrimonio por parte de tod@s.

LEER MÁS

De vendimia con Sifer Wines…

… o eso queríamos, ir de vendimia con Sifer Wines, ya que por circunstancias que ahora no vienen al caso no pudimos estar disfrutando de ella desde un primer momento, pero bueno, nos dejamos de excusas y pasamos a lo que interesa. ¿Qué pintábamos ahí? Pintábamos porque días atrás recibimos una invitación de la familia, literalmente, que con mucha ilusión y decisión llevan para delante un nuevo proyecto vitivinícola en el Matarraña, mas concretamente en Calaceite.

Nos conocimos hace unos meses en la previa de la Feria del Vino de Cretas, en la que por cierto agotaron existencias, y ahí nos explicaron su proyecto en la que esta involucrado toda la familia. Lo que mas nos gusta es verlos con la ilusión por las nubes y seguir su constante progreso, algo con lo que nos identificamos mucho por recordar nuestro inicio por estos lares. Pues bien, como ya hemos dicho llegamos tarde a la cita, preparamos la cámara de fotos y ¡¡ oh Dios mio !! solo quedan dos filas de viña de ese bancal por terminar antes de concluir la jornada, por lo que hubo que apresurarse en disparar para dejar constancia del momento. En las fotos veréis a la “colla” contratada, amigos y los propietarios que como unos mas doblaban sus espaldas. Pura pasión.

Hablamos de esta familia volcada con su proyecto lejos de grandes corporaciones, pero ojo, a nuestro modo de entender esta característica se da en mas bodegas de nuestra querida comarca y eso es algo con le da un valor añadido porque es señal de que con sus productos el cliente final consume un vino al que se le ha dado todo el cariño por estar tratándolo de forma directa y en primera persona. Un lujo a valorar.

Volviendo con Sifer Wines os invitamos a conocer el trabajo que hacen y puestos a pedir nos encantaría que todos los vinos que se producen en el Matarranya hicieran piña en torno al territorio que les da su uva y vaya por delante como señal de identidad.

 

 

LEER MÁS

Pedales del Matarraña, una nueva historia que contar.

El pasado viernes 5 de abril los amigos de Senda presentaban una nueva ruta btt que se nos antoja será todo un éxito, y mas con la experiencia que acumulan con su otra ruta, Pedales de los Ports. En cuanto se anunció la presentación tuvimos claro que había estar presentes porque la propuesta que se iba a presentar podría ser mas que interesante, y no nos defraudó. Mientras se nos explicaba los detalles leíamos, Pedales del Matarraña, y a la vez pensábamos, una nueva historia que contar.

La propuesta es buenísima e interesante. Combina diferentes parajes, paisajes, contrastes, pueblos… todo pensando para que el ciclista mas allá de hacer meramente deporte disfrute ciclando mitras observa, es mas, diríamos que invita a ir parando y sintiendo el maravilloso entorno del Matarraña, todo un recorrido “slow bike travel”.

Tras la presentación uno sale con las pilas cargadas y pensando en el potencial de nuestra comarca, y tal vez por ello hemos querido plantearles una pequeña entrevista con preguntas que se nos pasaron por la cabeza. Ahí van.

P. Acabáis de presentar la nueva propuesta de Pedales del Matarraña, ¿satisfechos con el resultado?

R. Sí, estamos contentos con la presentación y en cómo ha quedado finalmente diseñada la ruta

P. Siendo pioneros en la comarca creando producto de bicicleta ¿creéis que el Matarraña es un escenario ideal para crear este tipo de productos?

R. Sí, consideramos que el binomio Matarraña-Ports es un escenario ideal para la práctica de la bicicleta en sus diversas forma

P. ¿Qué crees que falta y sobra en la escena del turismo de bicicleta de nuestra comarca?

R. Desde que el Matarraña se ha convertido en un destino interesante para el producto bicicleta quizá falta la coordinación de los sectores público y privado, el intentar ir todos en la misma dirección y comunicarnos de una manera fluida. Además, nos tenemos que adecuar a esta demanda: faltan tiendas de venta y reparación, oferta de un menú de rutas de diferentes niveles, alojamientos bien equipados y mentalizados para recibir cicloturístas..

P.¿Estamos adaptados y preparados en general para atender al cicloturísta?

R. Va respondido en la pregunta anterior.

P. Volviendo a vuestros productos, ¿qué balance hacéis durante estos años de vida de Pedales de los Ports?

R. Aunque cada temporada quieres mejorar y tener más usuarios, el balance es satisfactorio, el estar dentro de la marca Pedales del Mundo nos ofrece una plataforma de clientes potenciales muy importante

P. ¿Teméis que en el futuro haya una sobrexplotación de oferta ciclista en nuestra zona? ¿Sería beneficioso o perjudicial?

R. Evidentemente, una sobrexplotación sería perjudicial, pero tenemos la esperanza de que el sentido común se imponga. No obstante, al final el mercado pone a cada uno en su sitio. Si en cada pueblo queremos montar un centro BTT, se puede hacer, pero en dos años todos cerrados…

P. Hablando de estos temas, desde nuestro nacimiento como servicio el año pasado hemos apostado por la opción de poder trasladar usuarios de bicis y sus bicicletas invirtiendo en equipamiento para el traslado, sinceramente, ¿crees que es interesante, llegamos tarde o es algo irrelevante?

R. Creo que es interesante porque se pueden abarcar los diferentes niveles de usuarios y todavía es un sector en auge.

P. Aunque acabáis de estrenar este nuevo proyecto con mucha ilusión, ¿tenéis previstas mas sorpresas y proyectos de futuro? en caso afirmativo déjanos alguna pista.

R. Ahora queremos consolidar Pedales del Matarraña, pero seguimos abiertos a nuevos proyectos (bicicleta carretera, propuestas slow…)

P. Pregunta del millón, ¿crees que se hará realidad un producto cicloturístico de dimensión comarcal que ayude a sacar el potencial que el Matarraña lleva dentro?

R. Depende del liderazgo, ahora existe el caldo de cultivo, es posible que en los próximos años empecemos a ver cosas que ubiquen al Matarraña como territorio biker.

P. Terminamos. Dinos cualquier cosa que se te pase por la cabeza o que quieras decir a los lectores.

R. Decirles que están invitados a visitar la comarca del Matarraña y a disfrutar de las enormes posibilidades que ofrece, tanto de turismo activo (bicicleta, senderísmo, actividades acuáticas, etc.), como de turismo cultural (gran patrimonio histórico-artístico).

Agradecemos a Senda por prestarnos un poco de su tiempo y los felicitamos por la nueva propuesta que sin duda aportará mas fuerza y beneficio a nuestra comarca. Habría mucho mas que preguntar y contar por lo que si queréis saber mas visitar sus redes sociales y sobretodo ir haciendo hueco en vuestras agendas para estrenar Pedales del Matarraña. Mucha suerte.

LEER MÁS