Conociendo a “Slow Matarranya”

 

Desde hace unos meses ha irrumpido en la órbita de nuestra comarca una cuenta de Instagram que está subiendo como la espuma debido a su excelente contenido y lo que transmite. Nos ha llamado la atención porque su filosofía nos encanta y estamos en la misma onda disfrutando de divulgar las bondades de este rincón de Teruel. Sí, sabemos que os estaréis preguntando, ¿y quién es?, pues ya llegará el momento en que ella misma se de a conocer, pero de momento nos vamos a adelantar y tratar de saber quién hay detrás. Allá vamos.

1 . Lo dicho, por ahora te mantienes en el anonimato y sabemos que dentro de no mucho te darás a conocer, pero ¿puedes adelantarnos algo aunque sea una pincelada?

Soy Esther, una chica de Barcelona que siempre ha veraneado en Beceite. He tenido la suerte de que mis abuelos y bisabuelos vivían temporadas allí y ahora aprovecho la más mínima oportunidad para ir cada vez que necesito desconectar del ajetreo de la ciudad y de la faena.

2. ¿Qué te ha impulsado a tener esta iniciativa?

En nuestra sociedad llevamos un ritmo de vida muy ajetreado, somos incapaces de desconectar, relajarnos y disfrutar. El Matarraña me ha permitido disfrutar del slow life, es decir, vivir a un ritmo más lento y saborear cada experiencia de manera consciente. Partiendo de este movimiento y mis conocimientos en turismo y marketing digital tenía ganas de difundir un mensaje claro: disfrutemos de este territorio tan bonito que tenemos y concienciemos al visitante de la necesidad de cambiar los hábitos a la hora de viajar y adoptar buenas prácticas.

3.  Alucinamos que con 41 publicaciones ya tengas mas de 1.100 seguidores en tu cuenta de Instagram. Esta claro que es a cuenta del contenido y de la calidad de este, pero dinos, ¿qué valoras y tienes en cuenta a la hora de decidir qué eliges publicar en tus contenidos?

¡Muchas gracias! No es trabajo fácil planear las publicaciones. Me gusta publicar contenido temporal (como habrás detectado hace un tiempo que no hablo del baño refrescante que te puedes dar en La Pesquera hehe) También me gustaría dar más apoyo local al sector turístico que tanto está sufriendo con la pandemia.

4.  Tu historia está empezando y nos preguntamos si tienes algún objetivo concreto, cuéntanos.

La idea principal cuando empecé con este perfil de Instagram era crear la marca Slow Matarranya. De momento esto sólo es un hobby al que le dedico mi tiempo libre. Mi objetivo a corto plazo es promocionar el Matarraña como lugar que visitar sólo si estás dispuesto a mostrar respeto hacia el medio ambiente, el patrimonio cultural, apoyar los productos locales y fomentar el respeto de la población local.

5.  ¿Qué es lo que mas te fascina del Matarraña?

TODO. La Pesquera y sus aguas cristalinas, el Parrizal, el paisaje, sus pueblos con tanto encanto y la cantidad de actividades por hacer y rincones por descubrir.

6.  ¿Crees que nuestra comarca tiene todavía recorrido para crecer en cuanto a elementos que ofrecer o crees que está tocando techo?

No necesariamente se trata de hacer más sino seguir una linea sostenible para el territorio y optimizar la gestión de los puntos turísticos de la zona. Por otro lado, y aunque ya haya varias iniciativas para evitar la despoblación es una buena oportunidad para captar talento, ¡hay muchos jóvenes emprendedores en la zona!

7.  Por tu formación seguro que habrás valorado al Matarraña turísticamente, ¿hay algo que pondrías en valor que no lo esté a día de hoy?

Efectivamente. Me gradué en Turismo en el 2012 y todavía recuerdo el énfasis de mi profesor de Recursos Territoriales en apostar por la sostenibilidad de las zonas turísticas. Creo que es muy importante enseñar al turista la belleza del territorio, pero hay que saber tratarlo con mucho mimo si queremos conservarlo como destino turístico de calidad.
Además, uno de los beneficios más importantes del turismo sostenible es el impacto que deja en la economía local. Sería conveniente darle más importancia al producto km0 tan bueno que tenemos y saber exportarlo al resto del territorio.

8.  Te centras en el contenido relativo al turismo slow y está claro que el Matarraña tiene todos los ingredientes, pero también el sostenible. Explícanos que es para ti la sostenibilidad en el turismo y qué crees que habría que hacer desde aquí para desarrollarla y se torne un puntal del turismo que se ofrece.

Ambas tendencias están vinculadas por un profundo respeto al destino. El turismo sostenible tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras tanto a nivel económico, social y medioambiental. Procura mantener un elevado nivel de satisfacción de los visitantes y ayuda al destino a retener su prestigio y potencial.

Complementariamente, encontramos el turismo slow, aquel turismo consciente, que apuesta por probar productos autóctonos y vivir experiencias  con lo originario, defiende el cuidado de los recursos naturales y disfruta respetando la naturaleza.

El turismo rural que ofrece el Matarraña debería ceñirse a un buen plan de desarrollo turístico sostenible. El Gobierno de Aragón ya propone varias líneas de actuación bastante interesantes pero hay que tener bien claro que no solamente queremos atraer a más visitantes, sino que el objetivo ha de ser atraer a aquellos que se identifiquen con esta filosofía y movimiento, esto sólo se consigue con una buena promoción y pedagogía que es lo que intentamos desde Slow Matarranya.

9.  El sector turístico y los demás sectores que en parte se benefician gracias a la inercia del turismo, lleva más de un año preocupado por lo que considera una amenaza el instalar 84 aerogeneradores que serían los más grandes del mundo, ¿crees que sería una locura instalarlos o crees que puede ser algo compatible?

La construcción de estos parques eólicos choca con la sostenibilidad y la filosofía turística que durante tanto tiempo llevan impulsando muchos empresarios de la Comarca. Creo que es necesario poner en balanza las ventajas e inconvenientes que supondría dicha instalación, aunque a día de hoy parece que tiene más desventajas…

10. Vía libre para decir lo que te plazca

Muchas gracias Taxi Tour Matarraña por contactar conmigo y mostrar interés en Slow Matarranya desde nuestros inicios.
Gracias también por darme la oportunidad de mostraros más en detalle la filosofía que hay detrás de esta iniciativa a través de esta entrevista. ¡Nos vemos pronto por el Matarraña!

READ MORE

Mussols… destapa tu curiosidad

¿Qué está pasando en Fórnoles últimamente? pues cosas buenas e interesantes, y mas que han de llegar, pero hoy nos centraremos en la última grata sorpresa que está a punto de darse a conocer para los amantes del vino. Confesamos que hacía un tiempo que estábamos al corriente de sus intenciones y ha llegado el momento de hablar un poco del tema porque nos encanta promocionar a los productores locales y destacar sus virtudes.

Microbodega Mussols, sí, microbodega, como suena. Pequeña pero con esencia, muy original y diferente, siendo un fiel reflejo de lo que transmiten sus propietarios amantes del terruño y de la calidad extrema aplicado a sus vinos artesanos, tintos, blancos y ancestrales. Una vez se entra a su bodega te sorprende el concepto pues nadie diría lo que esconde dentro, primera sorpresa. La segunda son sus vinos, a su gusto, jugando con el “coupage” de uvas exclusivamente del terreno. La tercera es que cuando sea posible os podremos acompañar a conocerlos y comprobar in situ la pasión que están poniendo en su proyecto.

Pero mucho ojo que esto no terminará aquí, no, pues esta misma bodega en los próximos meses ofrecerá otra grata sorpresa con su exquisita “rural beer” que ya hemos tenido la suerte de testar. La cosa promete.

Y aviso para navegantes, cuando sea el momento os propondremos un pequeña nueva ruta de microbodegas garantizando que el eje que va desde La Portellada a Fórnoles no va a defraudar.

Os dejamos con una única foto para abrir boca…

READ MORE

Entorno, ¿qué es y para qué sirve?

Desde un principio hemos tenido muy claro que el motor de esta comarca en todos los sectores es el entorno. Pero ¿qué es y para qué sirve?. Es una cuestión de fondo y ahí vamos a explicarlo.

El Matarraña, una comarca de un tamaño normal, ubicada en una encrucijada de caminos en la provincia de Teruel a los pies de los Puertos de Beceite, a una hora de una reserva de la biosfera como el Delta del Ebro, a poco mas de media hora de la estepa turolense, con varios ríos de aguas cristalinas que la atraviesan, tierra de prehistoria, íberos, musulmanes, cristianos, con una base económica tradicional de agricultura y ganadería… hasta los últimos tiempos donde la consciencia empezaba a despertarse en algunos, nativos o de fuera, porque el Matarraña enamora. Pero, ¿qué tiene esta comarca de especial?

Pues ese halo especial no es otra cosa que el entorno. Entendemos por entorno el conjunto de elementos que da vida a todo, agricultura, fauna, paisaje, pueblos, gentes, rocas, historia, economía, sostenibilidad, ganados, etc… prácticamente cualquier cosa puede entrar en ese listado. Pues bien, el entorno que configura el Matarraña es simple y llanamente espectacular porque difícilmente en otros lugares se dan las condiciones para que todo encaje para que una tierra tenga un imán para atraer, y esta tierra lo tiene.

Y es que, ¿sabéis que hay gente que paga por venir a este tipo de entornos?

Solo tenemos que fijarnos en la cantidad de posibilidades que emanan. Deportes de aventura, senderismo, aceite de oliva, Pueblos Mas Bonitos de España, vía verde, jamón de Teruel, melocotones, alojamientos, quesos de cabra, restaurantes, olivas, cooperativas, cosmética, paisajes de contrastes, fauna, arqueología, vinos, miel, saltos de agua, fabrica de piensos, pozas, bosques, tradiciones, pinturas rupestres, piedra en seco, ríos, masías, etc… la lista es larga, muy larga, y eso solo es señal de que se mire por donde se mire el entorno genera movimiento humano y con él economía.

Si un lugar reúne las condiciones antes citadas resulta ser un reclamo, atrae a personas, se establecen, surgen medios de vida, negocios, necesidades y la maquinaria se va engrasando. Esto es lo que lleva años sucediendo en el Matarraña. En los últimos años las inversiones privadas no han parado de aumentar, se han comprando fincas, se han rehabilitado edificios por empresas locales y se ha emprendido. Han llegado nuevos pobladores que en algunos casos han ayudado a mantener escuelas abiertas, que consumen productos locales, teniendo necesidad de buscar empleados para negocios… el boca a a boca se activa, llegan mas personas, surgen nuevos enamorados del entorno. La dinámica continua y la prensa descubre este rincón de Teruel y los primeros reportajes nacen y se se suceden. Cultivos casi perdidos o que solo subsistían a nivel familiar toman nuevas inercias, algunos hasta son premiados. Llega el turismo generando mas empleo, mas consumo, mas productos y posibilidades. Todo ya es demasiado evidente, aquí pasa algo, incluso se genera un discurso para poner en valor todo ese entorno, cada vez mas privilegiado del que se habla maravillas, incluso con etiquetas que recuerdan destinos en otros lugares mas grandes y desarrollados hace mucho mas tiempo en ese sentido.

No vamos a alargarnos mas. Lo tenemos mas que claro. Sin este entorno habría mucha menos demanda de cordero o derivados de cerdo, de aceite de olivo o vinos, de melocotón de Mazaleón o queso de La Fresneda o Peñarroya, menos flujo en talleres, supermercados, tiendas, menos escolares en los pueblos, menos ciclistas, menos pernoctaciones, menos restaurantes, menos campings, menos maquinaria agrícola, mas fincas yermas, menos empresas, etc…

Para terminar, tenemos un recurso que pocos tienen y que bien gestionado y con ganas de trabajar puede ser un motor para todos, ¿ya sabéis cual es, no?, el entorno, pero para terminar añadiremos, privilegiado. Aprovechemos la oportunidad que todos, sin excepción, tenemos.

READ MORE

“Pedra en sec”, patrimonio humano

Creemos que si en el Matarraña hay un ejemplo claro de arquitectura tradicional esa es la Piedra en seco, patrimonio humano, “pedra en sec”, con la que sobretodo se puede observar en los bancales de campos de cultivo. Una técnica que recientemente ha sido incluido en el Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco y que consiste en apilar piedras sin utilizar otro tipo mas de material y que corre el riesgo de perderse la técnica. Las hay de varias formas y combinaciones.

Desde luego resulta increíble solo el pensar como nuestros antepasados fueron capaces de realizar semejantes esfuerzos que ahora nos resultan una barbaridad hacer. Piedra a piedra, transportarlas, trabajarlas,encajarlas entre si con otras mas pequeñas, buscando la cara plana hacia fuera,con grosores considerables…

El tiempo va pasando, y sobretodo después de tormenta, vamos observando que hay tramos que se van degradando por deslizamientos y en la mayoría de casos no se recuperan. Tras el nombramiento de la Unesco tal vez sería le momento de tomar conciencia y dejar de ver que solo son piedras, pues forman parte de nuestro patrimonio y paisaje. La mezcla de esos muros en bancales, caminos de herradura, masets, balmas… con los olivos, almendros, viña, caminos, ríos, carrascas, pinos, pueblos… generan un contraste de cuento que no somos conscientes de lo que tenemos, por eso durante nuestras rutas nos encanta enseñaros de que se trata.

Tal vez sería el momento de empezar a poner en valor este patrimonio por parte de tod@s.

READ MORE

De vendimia con Sifer Wines…

… o eso queríamos, ir de vendimia con Sifer Wines, ya que por circunstancias que ahora no vienen al caso no pudimos estar disfrutando de ella desde un primer momento, pero bueno, nos dejamos de excusas y pasamos a lo que interesa. ¿Qué pintábamos ahí? Pintábamos porque días atrás recibimos una invitación de la familia, literalmente, que con mucha ilusión y decisión llevan para delante un nuevo proyecto vitivinícola en el Matarraña, mas concretamente en Calaceite.

Nos conocimos hace unos meses en la previa de la Feria del Vino de Cretas, en la que por cierto agotaron existencias, y ahí nos explicaron su proyecto en la que esta involucrado toda la familia. Lo que mas nos gusta es verlos con la ilusión por las nubes y seguir su constante progreso, algo con lo que nos identificamos mucho por recordar nuestro inicio por estos lares. Pues bien, como ya hemos dicho llegamos tarde a la cita, preparamos la cámara de fotos y ¡¡ oh Dios mio !! solo quedan dos filas de viña de ese bancal por terminar antes de concluir la jornada, por lo que hubo que apresurarse en disparar para dejar constancia del momento. En las fotos veréis a la “colla” contratada, amigos y los propietarios que como unos mas doblaban sus espaldas. Pura pasión.

Hablamos de esta familia volcada con su proyecto lejos de grandes corporaciones, pero ojo, a nuestro modo de entender esta característica se da en mas bodegas de nuestra querida comarca y eso es algo con le da un valor añadido porque es señal de que con sus productos el cliente final consume un vino al que se le ha dado todo el cariño por estar tratándolo de forma directa y en primera persona. Un lujo a valorar.

Volviendo con Sifer Wines os invitamos a conocer el trabajo que hacen y puestos a pedir nos encantaría que todos los vinos que se producen en el Matarranya hicieran piña en torno al territorio que les da su uva y vaya por delante como señal de identidad.

 

 

READ MORE
  • 1
  • 2