Mussols… destapa tu curiosidad

¿Qué está pasando en Fórnoles últimamente? pues cosas buenas e interesantes, y mas que han de llegar, pero hoy nos centraremos en la última grata sorpresa que está a punto de darse a conocer para los amantes del vino. Confesamos que hacía un tiempo que estábamos al corriente de sus intenciones y ha llegado el momento de hablar un poco del tema porque nos encanta promocionar a los productores locales y destacar sus virtudes.

Microbodega Mussols, sí, microbodega, como suena. Pequeña pero con esencia, muy original y diferente, siendo un fiel reflejo de lo que transmiten sus propietarios amantes del terruño y de la calidad extrema aplicado a sus vinos artesanos, tintos, blancos y ancestrales. Una vez se entra a su bodega te sorprende el concepto pues nadie diría lo que esconde dentro, primera sorpresa. La segunda son sus vinos, a su gusto, jugando con el “coupage” de uvas exclusivamente del terreno. La tercera es que cuando sea posible os podremos acompañar a conocerlos y comprobar in situ la pasión que están poniendo en su proyecto.

Pero mucho ojo que esto no terminará aquí, no, pues esta misma bodega en los próximos meses ofrecerá otra grata sorpresa con su exquisita “rural beer” que ya hemos tenido la suerte de testar. La cosa promete.

Y aviso para navegantes, cuando sea el momento os propondremos un pequeña nueva ruta de microbodegas garantizando que el eje que va desde La Portellada a Fórnoles no va a defraudar.

Os dejamos con una única foto para abrir boca…

LEER MÁS

De vendimia con Sifer Wines…

… o eso queríamos, ir de vendimia con Sifer Wines, ya que por circunstancias que ahora no vienen al caso no pudimos estar disfrutando de ella desde un primer momento, pero bueno, nos dejamos de excusas y pasamos a lo que interesa. ¿Qué pintábamos ahí? Pintábamos porque días atrás recibimos una invitación de la familia, literalmente, que con mucha ilusión y decisión llevan para delante un nuevo proyecto vitivinícola en el Matarraña, mas concretamente en Calaceite.

Nos conocimos hace unos meses en la previa de la Feria del Vino de Cretas, en la que por cierto agotaron existencias, y ahí nos explicaron su proyecto en la que esta involucrado toda la familia. Lo que mas nos gusta es verlos con la ilusión por las nubes y seguir su constante progreso, algo con lo que nos identificamos mucho por recordar nuestro inicio por estos lares. Pues bien, como ya hemos dicho llegamos tarde a la cita, preparamos la cámara de fotos y ¡¡ oh Dios mio !! solo quedan dos filas de viña de ese bancal por terminar antes de concluir la jornada, por lo que hubo que apresurarse en disparar para dejar constancia del momento. En las fotos veréis a la “colla” contratada, amigos y los propietarios que como unos mas doblaban sus espaldas. Pura pasión.

Hablamos de esta familia volcada con su proyecto lejos de grandes corporaciones, pero ojo, a nuestro modo de entender esta característica se da en mas bodegas de nuestra querida comarca y eso es algo con le da un valor añadido porque es señal de que con sus productos el cliente final consume un vino al que se le ha dado todo el cariño por estar tratándolo de forma directa y en primera persona. Un lujo a valorar.

Volviendo con Sifer Wines os invitamos a conocer el trabajo que hacen y puestos a pedir nos encantaría que todos los vinos que se producen en el Matarranya hicieran piña en torno al territorio que les da su uva y vaya por delante como señal de identidad.

 

 

LEER MÁS
El nuevo aceite a punto de salir

Nos colamos en Mas de Flandí

Estamos pasando la temporada de recolección de la oliva y tuvimos el privilegio de colarnos en el molino de Mas de Flandí, el cual esta incluido en nuestra ruta del aceite.

Teníamos muchas ganas de ver este fantástico molino aceitero lleno de tecnología a pleno rendimiento. Pensábamos que sería un espectáculo de ajetreo y no nos defraudó. La nueva maquinaría incorporada mas la que ya había  generaban un show de actividad a cual mas espectacular. Por fuera los remolques descargando la oliva en la tolva, por dentro los técnicos ajustando las máquinas por un lado y por otro a las batidoras entraba el nuevo aceite, y así por un recorrido hasta llegar a los cuidados depósitos de acero inoxidable. Todo controlado al detalle.

No cabe duda de que el Matarraña tiene la gran suerte de disponer de semejante molino que se ha tornado toda una referencia en muchos kilómetros a la redonda, y es que a ojos del visitante el contraste de una edificación moderna, aunque integrada con el entorno, rodeada de bancales de olivos genera un regalo para los ojos de quienes llegan por primera vez, y es por ello que consideramos que el visitar este molino con nuestra ruta del aceite enriquece el conocimiento agrícola.

Nos dejamos de palabrería y os dejamos fotos ilustrativas de los momentos captados. Como no puede ser de otra manera agradecemos a los propietarios las facilidades de movimientos que tuvimos.

image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
LEER MÁS