No cabe duda de que nuestra comarca esta provista de todos los elementos para catalogarla de «paraíso rural» con sus espectaculares paisajes, contrastes, pueblos, cultivos, ríos, etc… y dentro de este paraíso esta su arquitectura tradicional que fascina a todos al observar que parece no haber pasado el tiempo conservando esa esencia de pueblo. Actualmente esta arquitectura tradicional esta basada en la piedra, aunque antiguamente los encalados tuvieron su protagonismo todavía visibles en algunas viejas edificaciones que todavía conserva su color azul de sabor añejo con fines higiénicos.

Hasta aquí todo perfecto, pero tenemos que decir que de lo tradicional no solo vive el Matarraña, y es que en los últimos tiempos venimos observando novedades en aspectos arquitectónicos que ha apostado por modernas versiones del turismo rural ya que en la mayoría de casos son instalaciones hoteleras las que se han atrevido a dar este paso conjugando lo rural con el diseño moderno dando otro punto de vista a todo tipo de ojos. A nuestro juicio son tres los buques insignias en este aspecto y que vamos a presentaros, aunque seguramente no haga falta presentación alguna.

Hotel Consolación. Ubicado en el término de Monroyo, junto a la ermita que le da nombre, resulta un hotel perfecto para aquellas personas amantes de la contemplación de la naturaleza, tranquilidad y soledad. Conocido como el hotel de los cubos debido a la forma de algunas de sus habitaciones aisladas ubicados frente a un mar de pinos con vistas espectaculares. Dentro contiene todo lo necesario para albergar unos días de relax y porque no de pasión… Una cama, un jacuzzi en el suelo a modo de pequeña alberca, una chimenea, un baño y una gran terraza, elementos que no pasaron por alto los lectores de Condé Nast Traveller en el año 2011 como mejor hotel no urbano de España.

Solo House. Catalogado como el primer parque arquitectónico de Europa esta ubicado en Cretas en un enclave espectacular a los pies de los Puertos de Beceite. Cada edificación, actualmente hay dos, ha tenido su respectivo diseñador internacional, y en proyecto hay mas sin plazo fijado. Su uso es variado, desde alquiler vacacional pasando por escenario de campañas publicitarias. No cabe duda de que su ideólogo, Christian Bourdais, ha apostado fuerte por el Matarraña haciendo un mix de arquitectura y naturaleza que difícilmente se de en otra parte del mundo.

El Caracol. Tal vez se trate de la construcción mas desconocida pero no por ello deje de ser interesante. Ubicada en Lledó, aislada y encarada las espectaculares Rocas de Benet ante un paisaje de postal tenemos esta moderna casa de alquiler completa con todo lujo de detalles y comodidades. No podría ser catalogada de una manera concreta pues contiene elementos que recuerdan a otros, lo que si tenemos claro que no pasa desapercibida para nadie y los amantes del diseño no podrán evitar querer ver sus interiores.

Como habréis podido ver el Matarraña también es comarca de inspiraciones.